volver atras
Destacados / 7 Dic — 2021

Kira Piriz

Geneamorfosis

“Lo ilimitable, lo no captable, la urgencia de aceptar, tan fluida como el agua, tan infinita como el deseo, una burbuja con la que perderse”

Rebecca Solnit sobre Virginia Woolf

 

Kira Piriz explora las transformaciones sociales producto de las reivindicaciones de género. De ello da cuenta en Geneamorfosis, su muestra en Aninat Galería, compuesta por pinturas donde esas transformaciones han ampliado también las genealogías personales y el concepto de familia, cuestionando los conceptos binarios y heterormativos de entender las relaciones humanas.

Geneamorfosis viene del griego γενεά (genea), palabra que significa raza, nacimiento, generación, descendencia (también conocida como historia familiar), y morfosis, del griego μορφωσις, que significa cambio de forma. Desde el punto de vista simbólico, y sobre todo en el imaginario de las culturas artísticas y literarias, se asocian a realizar cambios o mutaciones positivas. Pasar de un estado a otro para ser mejor. La morfosis se convierte en un instrumento de apoyo integral que ayuda a las personas a ser una mejor versión de sí mismos, a alcanzar su potencial verdadero, sin perder la autenticidad de su esencia.

En la muestra Geneamorfosis la artista manifiesta su perspectiva del concepto de familia desde un ángulo de cuestionamiento sobre su composición, donde historias personales, amistosas y/o amorosas se entrelazan.

Las imágenes de estas pinturas provienen de fotografías y collages íntimos. La serie de óleos representa realidades constantemente oprimidas que necesitan ser visibilizadas con urgencia y en respuesta a las mutaciones sociales de nuestros tiempos, pues los núcleos familiares cambiaron y los nuevos árboles genealógicos ya nunca serán los mismos.

Las persistentes luchas sociales llevan siglos intentando cambiar las estructuras sociales hegemónicas. Todos, todas y todes son parte de esta revolución del amor y libertad.

De acuerdo a los tradicionales principios de familia de occidente, ésta significa el vínculo impuesto por la composición sanguínea, por un ADN, definida por la inescapable biología corporal. Esta forma estructural de entender la familia impulsa a la artista a posicionarse en un espacio de confrontación entre lo etimológico y lo empírico.

Cada sujeto representado en las obras de Piriz ha formado su propio camino dirigido hacia la anhelada familia elegida, promoviendo reflexiones sobre las relaciones humanas y sus vínculos y homenajeando las lecturas que ven a la familia más allá de los genes.


La muestra se inaugura el 14 de diciembre a las 18:30 hrs. en Aninat Galería, Alonso de Córdova 4355 | El Pangue 1011, Vitacura, Santiago, Chile.