volver atras
Destacados / 30 Abr — 2021

Devolver una imagen

Juan Castillo y Enrique Ramírez

Una sensación compartida recorre nuestra época. La sensación de que estamos atravesando un periodo de profundas transformaciones. Después de la denominada “convergencia viral” entre el Virus VIH/SIDA y la revolución informática y cibernética iniciada en 1980, que en la literatura coincide con la crisis del discurso moderno y que en Chile fue contemporánea de la consolidación de un sistema económico neoliberal, la actual emergencia sanitaria mundial puede considerarse como un segundo momento de convergencia viral cuyas mutaciones tecnológicas, urbanas, culturales, económicas, laborales, políticas, afectivas y visuales, se superponen en nuestro país con un inédito proceso de transformación del régimen constitucional que nos ha sostenido desde el Golpe de Estado de 1973. Lo único cierto, la única certeza que atraviesa nuestros cuerpos, es una sensación de incertidumbre. Aproximarse desde la creación y la investigación artística a este momento tembloroso donde se estratifican las transformaciones históricas globales y las transformaciones históricas del país, es el eje de la propuesta Territorios en Suspenso. Programa de exposiciones y mediaciones de la Galería Réplica de la Universidad Austral de Chile.

Con el apoyo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de su programa Fondart Nacional Convocatoria 2021, la dirección general del Instituto de Artes Visuales de la Facultad de Arquitectura y Artes, y la colaboración de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo y Creación Artística de la Universidad Austral de Chile, el proyecto Territorios en suspenso propone un complejo entramado de iniciativas donde se articulan “líneas curatoriales” con pertinencia en el campo cultural de las artes a nivel regional y nacional: tecnologías, ciencias y mediaciones; territorios, memorias y cuerpos; ecologías, sustentabilidad y materialidades, junto a tres “líneas de acción” que exploran ámbitos de contingencia en situación de revuelta política y pandemia global: línea de afectos, línea de archivos y línea constituyente. A partir de la articulación de este entramado, Territorios en suspenso tiene la intención de convertir la Galería Réplica en un nodo estratégico para elaborar colectivamente las formas de comprender el presente y de imaginar el futuro.

El programa inició el 25 de abril con Devolver una imagen, una exhibición virtual conjunta de los artistas Juan Castillo (1952), representado por Aninat Galería, y Enrique Ramírez  (1979), representado por Die Ecke Arte Contemporáneo.

¿Qué significa devolver una imagen? En una reciente entrevista, Enrique Ramírez recuerda que su proyecto INcoming viene directamente de una fotografía de “la Ministra de Inmigración de Noruega tirándose al agua en las costas de Siria con un traje naranjo para demostrar que sí podía sentir cómo lo hacía un inmigrante en el mar”. Como explica el artista, reconstruyó esa imagen con un inmigrante sirio en las costas de Noruega, en el Mar del Norte, con un traje similar. Algo que puede ser un ejercicio muy simple, agrega Enrique Ramírez, «pero para mí era muy importante devolver esa imagen, como aquella frase de Juan Castillo Te devuelvo tu imagen”.

Desde la serie de intervenciones realizadas en Avenida Américo Vespucio Sur en 1981, la obra de Juan Castillo está atravesada por esta idea fuerza: te devuelvo tu imagen. A través de las intervenciones urbanas con esta frase, no se buscaba únicamente que el espacio público fuera transformado en un museo. Se trataba, sobre todo, de tomar de las instituciones, los discursos e imágenes oficiales, de los espacios públicos y los paisajes, lo que no se quiere mostrar -lo marginal, rechazado, lo olvidado y censurado- para devolverlo y restituirlo a los que tienen derecho de mirada, es decir, a la comunidad de ciudadanos.

Juan Castillo señala que lo que presenta ahora en Galería Replica, Geometría emocional, es un fragmento de un proyecto mayor que se exhibirá en Chile de noviembre de 2021 a marzo del 2022. “Todo se construye a partir de 12 entrevistas a chilenos que llegaron después del Golpe de Estado y a sus descendientes; ellos narraron diferentes visiones que tienen en relación a Chile. Uno de los videos realizados es el primer plano de sus rostros donde el sonido se concentra en su respiración. A medida que van pasando los rostros, se suman los audios de respiración; de esta acción, Castillo sacó las fotos que se exhiben y que están en tensión con una serie de intervenciones con un LED que porta la palabra VIRUS; debajo de ella, velas iluminan la escena. Estas intervenciones se realizan durante todo un ciclo solar, faltando tres que realizará próximamente.

6 preguntas para un paisaje (Chile) (2009), de Enrique Ramírez, es una obra originalmente pensada como video instalación que problematiza la historia reciente de Chile y cómo personas de una nueva generación se identifican con parte de esta historia: la historia que queda, los trazos olvidados que se mantienen. En una proyección que muestra un lugar que es icono del poder y la memoria, así como cuna de las tragedias, traumas y alegrías de una ciudadanía, las entrevistas filmadas en planos fijos a jóvenes chilenxs, en donde nos relatan sus puntos de vista de la historia de Chile y del Chile de hoy, mantienen su vigencia en una actualidad convulsionada por la revuelta política.

Ambas obras arrancan como entrevistas: exiliados y sus descendientes; jóvenes y sus deseos. Son dos obras que están determinadas por momentos históricos diversos, pero entrelazadas por una misma sensación de resistencia frente al olvido. Articuladas por esta idea matriz, devolver una imagen, las obras aquí exhibidas ponen en relación los gestos de Enrique Ramírez y Juan Castillo: el gesto de instituir las memorias a partir de la restitución del derecho ciudadano a las imágenes.